62.3° F / 16.8° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 7/9/2017 )
SESIONÓ EL CONCEJO DELIBERANTE
Pedido de licencia para el intendente, modificación a los juicios de apremios y el descargo de la cariglinista Molina Zabala, entre los temas tratados.

El legislativo malvinense realizó esta mañana una nueva sesión ordinaria. Uno de los expedientes que mayor expectativa había despertado en la previa trataba sobre la aprobación de licencia para el intendente. Cierta imprecisión en la redacción del encabezado dio lugar a distintas interpretaciones. El texto hablaba de "autorizar al intendente municipal a tomar la licencia (...) en el transcurso que va del 1 de septiembre de 2017 al 31 de diciembre de 2018". La fijación de ese período hizo creer a muchos que el jefe comunal estaba pidiendo una licencia de 16 meses. Durante el debate, el bloque oficialista se encargó de aclarar que ese período era para que dentro de él el intendente pueda usar las licencias que necesite "avisando al Cuerpo con dos días de anticipación". Desde la oposición, el macrista Marcote cuestionó el pedido de licencia, "más allá que lo use o no". Ramiro Ferrau, presidente del bloque oficialista, destacó que "esto antes no se hacía, porque el que gobernó durante 20 años se tomaba las licencias sin permiso". El proyecto fue aprobado por la mayoría oficialista.

APREMIOS

Otro expediente fue para habilitar al ejecutivo a no tener que hacer juicios de apremios por deuda de tasas cuando la suma no supere el sueldo mínimo municipal, que oscila los 7 mil pesos. Desde el oficialismo explicaron que la iniciativa nació del Tribunal de Cuentas para fijar un marco regulatorio a la cuestión. La oposición tuvo criterios diversos: el bloque de Cambiemos apoyó la iniciativa mientras que el Frente Renovador pidió que se fije el piso en dos sueldos. El mismo Marcote, de Cambiemos, desestimó el pedido del massismo: "este pedido fue hecho por el Tribunal de Cuentas, hay leyes y regulaciones al respecto, el municipio no puede fijar lo que se le ocurre". El expediente fue aprobado sin dificultades.

LA RECTIFICACIÓN DE MOLINA ZABALA

En la sesión anterior, el concejo a pleno había repudiado una entrevista publicada en un portal de Internet, en la cual la concejal cariglinista Myrian Molina Zábala había afirmado, entre otras cosas, que "La droga en Malvinas tiene vía libre desde hace un año y medio" y responsabilizó "al resto de los 23 concejales (que) son afines al Intendente y le dan el poder absoluto de hacer lo que quiera". La edil había sido interpelado en la semana por la Comisión de Interpretación y Reglamento, ante la cual se desdijo de sus dichos, argumentando que "jamás hice esas declaraciones". "Niego todo" y "no tengo nada que aclarar porque no dije nada" fueron algunas de sus afirmaciones durante la sesión. Además, denunció la persecución del resto de los bloques en su contra.

De todos los bloques le salieron al cruce. El macrista Marcote le aconsejó "querellar al medio" y el camporista Moyano le aseguró que "el medio dice que las declaraciones las hizo usted". La oficialista Eliana Balmaceda le aclaró que "nosotros fuimos los agraviados" y la acusó de "victimizarse". "Acá nadie la persigue como su jefe político hacía con nosotros", le disparó. El massista Mario Gualmes también le recriminó por sus declaraciones: "usted no es quien para ensuciarnos como nos ensució", le espetó y agregó que "usted no tiene intención de aclarar nada". También introdujo que "puede ser que en su propio espacio la quieran perjudicar porque a usted la metieron en este lío". El expediente volvió a la comisión donde seguirá tratándose el tema.

SOBRE TABLAS

El oficialismo ingresó tres expedientes sobre tablas, que se trataron al final de la sesión. El primero, para imponer a la calle Cura Brochero -entre L.M. Drago, en Tortuguitas, y Cangallo, en Grand Bourg- el nombre de Santo Cura Brochero. El segundo, para avalar un convenio de colaboración entre el municipio y la Autoridad del Agua provincial.

Y el tercero, para declarar de interés municipal y regular la feria popular quese hace los fines de semana en la plaza Crucero ARA General Belgrano, del barrio Estudiantes de Grand Bourg. En este caso, los concejales randazzistas Lucas Cáceres y Ariel Fernández pidieron una discusión más profunda para el ordenamiento del funcionamiento de la feria, "con más participación de los feriantes y diálogo". El massista Gualmes pidió que vuelva a comisión porque "no está nada claro". Lo mismo pidió Marcote, de Cambiemos.

Pero el oficialismo logró imponer su criterio y aprobó el expediente. "Es la manera de garantizar un marco adecuado para el funcionamiento de la feria", justificó el presidente del bloque oficialista, Ramiro Ferrau.

Luis Melillo

 

 











www.tiempodetortuguitas.com.ar